PRODUCTOS CON CONCIENCIA PARA GENTE CONSCIENTE

Acondicionador Sólido Cabello Graso

Acondicionador Sólido Cabello Graso

HECHO EN ESPAÑA
Precio habitual
€12,50
Precio de oferta
€12,50
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

¿Tienes el cabello graso pero tu melena te pide suavidad y desenredo? ¿Los acondicionadores de siempre te lo engrasan aún más? Pues Palombella ha formulado un acondicionador sólido que te va a encantar.  El aceite esencial de pomelo le otorgará brillo, frescura y purificación. El toque herbal del hinojo hará sentir tu melena limpia y suave.Sostenible y Zero Waste!  

Por Qué?

  • Sin sulfatos
  • Sin fragancias sintéticas, sólo aceites esenciales
  • Embalaje sin plástico
  • Sin derivados del petróleo
  • Producto vegano
  • 100% de las plantas y los aceites de origen ecológico certificado
  • 100% biodegradable
  • El formato sólido es una alternativa fantástica para viajar porque puedes llevarlo contigo en el equipaje de mano.
  • Hecho en España

El Producto: Con Jojoba ecológica, una ceramida o cera líquida que va a hidratar y suavizar tu cabello sin dejar residuo graso. Con coco caprylate, otro ingrediente de este acondicionador sólido que se absorbe rápidamente dejando un acabado seco y sedoso. Es un aceite de los llamados ésteres, derivado del aceite de coco y utilizado en cosmética natural ecológica certificada.

Este acondicionador está fabricado artesanalmente, podrás notar ligeras diferencias entre una pieza y otra. 60g

Uso: Después del lavado, con el cabello aún bien húmedo, mojar la pastilla. Frotarla bien de medios a puntas hasta notar suavidad y desenredo. Dejar actuar durante dos minutos. Aclarar bien.

Packaging: El embalaje de este producto proviene de materias primas obtenidas de bosques sostenibles. 

Consejo! Cuando tu acondicionador haya quedado tan pequeño que ya no puedas utilizarlo cómodamente, te recomiendo que hagas lo siguiente: coloca el trocito de acondicionador en un pequeño bol y agrégale un chorrito de agua bien caliente. Remueve hasta que se convierta en una emulsión. Aplícala como si fuera un acondicionador líquido. De esta manera aprovecharás hasta el final el producto.